28.7.08

Cicatrices


Esta va a ser la cuarta cicatriz en mi cuerpo. A algunos les gusta hacerse tatuajes, a otros enseñar pendientes y aros producto de perforaciones, y yo, no sé que tan azarosamente, ya tengo una pequeña colección de cicatrices. Ahora tengo el pie enyesado así que tardaré un par de meses en ver la recién atizada, ciertos allegados vieron una o dos de mis suturas, pero no hay nadie que sepa de las tres más esta nueva, yo tampoco las conozco demasiado. A veces me pregunto: ¿dónde está el tiempo que tardaron en sanar? ¿Se diluyó en capsulas como las que me recetó el médico y estoy tomando cada seis horas? ¿Será que en verdad sanaron? Me gusta creer que sus historias esconden revelaciones detrás de memorias que algún rato sabré recordar. La nueva herida puede ser también una senda a ese pasado que no respeta el tiempo. Al final de cuentas una cicatriz es algo tan claro… sobresale en la piel, se pueden contar sus puntos. Algún rato se aprenderá de ella como es debido.

6 comments:

CAPSULA DEL TIEMPO said...

Oye osezno, es en serio eso del pie enyesado? o es un cuentito nomás. Avisá plis.

Un abrazote.

I. Alexis Argüello Sandoval said...

Las heridas pasan, las cicatrices quedan. Mira el lado Cola Loca de la vida jeje.

Adelante hermano. Como de todo saldrás tenlo por seguro.

¿Hay espacio para firmar en el hureso? Perdón, digo yeso.

Abrazos.

Ricardo said...

Vani: gracias por llamarme! Menos mal voy en buen proceso de recuperación, por ahora tú sabes mejor que yo que es una mierda andar por el mundo con yeso en el pie.

Alexis: futa hermano, tanto tiempo sin vernos, ya estaremos juntos buscando la Cola Loca de la vida.

Luna said...

uyyy esas cicatrices de la vida...
que paso?

espero que para el bloguivianos ( si es no pasa nada conmigo y vaya)
estes bien!

suerte!
al final no se....creo que las cicatrices es como te dan esa sensacion de que si has vivido no?

Mejorate!

perrorabioso said...

Oso. soy un perro ingrato ya lo sé, que huevada hermano... no sabía que estabas tan mal, pensé que era una vaina nada más. En fin. querido amigo, espero que te recuperes pronto; en estos dìas voy a atravesar la ciudad para darte encuentro y verte. Las cicatrices del alma dizque son las piores, desde mi punto de vista, la externas lo son más ya que las pomadas nunca dan la felicidad en cambio el trago si... jajajaja mentira cumpa.
Salud os

Pao said...

Qué lindo verte osito!, aunque sea un ratito...
Espero que esa patita esté mejor..

Muchos besitos cambas..